Células Madre Dentales
Apuesta por la medicina regenerativa

Las células madre son las células maestras de nuestro organismo. Constituyen la base imprescindible para la salud porque tiene la función de reparar y sustituir tejidos dañados, nos mantienen sanos e impiden el envejecimiento prematuro. Son las responsables de reemplazar células para que el corazón lata, el cerebro funcione, nuestra piel se regenere o los riñones limpien la sangre.

En el año 2000, Gronthos y cols., y en 2003, el Dr. Songtao Shi, investigador del National Institute of Health (NIH) de Estados Unidos, revelaron la existencia de células madre dentales en la pulpa de los dientes. A partir de ese momento, los estudios no han cesado, y la viabilidad y garantías de este material biológico se han demostrado en múltiples evidencias científicas.

La pulpa de los dientes constituye una fuente de células madre dentales, que poseen potencial para tratar patologías o lesiones sin rechazo alguno. Este refugio, hasta hace algo más de una década, desconocido, contiene células  mesenquimales  con capacidad de multiplicarse, diferenciarse y especializarse. Estas cualidades inigualables les permiten regenerar piel, huesos, cartílagos, músculos, nervios y otros tejidos que se hayan podido dañar por diferentes enfermedades. 

Las células madre poseen la capacidad de autorrenovarse, diferenciarse multiplicarse y, según su origen, pueden ser:
 
• Embrionarias: procedentes de un embrión.
• De tejido adulto: procedentes de organismos ya formados (médula ósea, pulpa dental, cordón umbilical, ligamento periodontal, tejido adiposo, cerebro, corazón o músculos). Estas células no acarrean inconvenientes éticos.

 

Compartir:
Copyright © 2015 Dencells
Tel. 91 489 39 64