Comunicación
Las Células Madre Dentales son noticia

Crean un minicorazón que late por sí mismo

Un equipo de la Universidad de California en Berkeley ha utilizado una combinación de métodos bioquímicos (genes, moléculas) y biofísicos (formas, tensiones mecánicas) para convertir las células madre derivadas de un paciente en un minicorazón que se autoensambla, forma sus cámaras y empieza a latir espontánea y coordinadamente.

El corazón es muy similar al que se forma en el feto. Como las células madre de partida están derivadas del propio paciente, el corazón es genéticamente idéntico al paciente en cuestión. Los investigadores Kevin Healy, Bruce Conklin y equipo, esperan que el minicorazón sirva para estudiar las fases tempranas del desarrollo del corazón, tanto en condiciones normales como patológicas. Y sobre todo, poder probar un sinfín de fármacos para evaluar sus efectos sobre el desarrollo cardiaco.
 
Los científicos de Berkeley han utilizado señales químicas para estimular las células madre a diferenciarse como tejido cardiaco, y también les han impuesto guías y restricciones mecánicas, como barreras circulares que no pueden sobrepasar y que les impone ciertas geometrías y tensiones que emulan las del desarrollo del embrión. En el periodo de dos semanas, las células se autoorganizan según su posición en el círculo al que han sido restringidas. Las células periféricas experimentan una mayor tensión mecánica, y como consecuencia empiezan a diferenciarse como fibroblastos, las células que forman el tejido conectivo y producen colágeno. Las células del centro, que experimentan poca tensión mecánica, se diferencian como cardiomiocitos, es decir, células del músculo cardiaco.
 
Como las células madre de partida están derivadas del propio paciente, el corazón es genéticamente idéntico al paciente en cuestión. Estas células madre pueden encontrarse en múltiples partes del cuerpo, como por ejemplo en la pulpa dental. La pulpa de los dientes constituye una fuente de células madre dentales, que poseen potencial para tratar patologías o lesiones sin rechazo alguno. Son células madre de tipo mesenquimal, con capacidad de multiplicarse, diferenciarse y especializarse. Estas cualidades inigualables les permiten regenerar piel, huesos, cartílagos, músculos, nervios y otros tejidos que se hayan podido dañar por diferentes enfermedades.
 
Estas células se pueden obtener de la pulpa dental de los dientes de leche y de los dientes permanentes, para permitir su futuro uso autólogo eventual en terapia celular y medicina regenerativa.
 
Dencells es un servicio integral que va desde el transporte y procesado hasta la criopreservación y almacenamiento de  las células madre dentales. Su compromiso va más allá, ofreciendo una asistencia excelente que permite conservar las células madre ahora en las mejores condiciones para poder acceder en el futuro a las terapias regenerativas más efectivas con la máxima seguridad, garantía y calidad.
 
Fuente: El País.
Compartir:
Copyright © 2015 Dencells
Tel. 91 489 39 64